Cómo preparar una deliciosa infusión con flores de CBD

Las infusiones de flores de CBD se han convertido en una opción popular y saludable para disfrutar de los beneficios que ofrece esta planta. El cannabidiol (CBD) es un compuesto no psicoactivo presente en la planta de cannabis, conocido por sus propiedades terapéuticas y medicinales. Preparar una infusión con flores de CBD es una forma fácil y efectiva de aprovechar al máximo sus beneficios sin exponernos a los efectos adversos asociados al consumo de otras sustancias presentes en el cannabis como el THC.

En este artículo te enseñaremos paso a paso cómo hacer una infusión con flores de CBD, así como algunos consejos sobre cómo mejorar su sabor y potenciar sus propiedades. Además, también aprenderás a seleccionar las mejores flores de CBD para tus infusiones.

Seleccionando las flores de CBD

Para obtener una infusión de calidad, lo primero que debemos hacer es elegir las flores de CBD adecuadas. Existen diferentes variedades de plantas de cannabis ricas en CBD, cada una con sus propias características y perfiles de terpenos y cannabinoides. A la hora de seleccionar nuestras flores de CBD, es importante tener en cuenta factores como:

  • Procedencia: Opta siempre por flores de CBD cultivadas de manera orgánica y provenientes de fuentes confiables.
  • Porcentaje de CBD: Es recomendable utilizar flores con un alto contenido de CBD para maximizar sus beneficios terapéuticos.
  • Perfil de terpenos: Los terpenos son compuestos presentes en las plantas responsables de su aroma y sabor, así como de algunos efectos terapéuticos adicionales. Elige flores con perfiles de terpenos que se adapten a tus preferencias personales.
VER TAMBIÉN :  Cómo preparar deliciosas hamburguesas veganas

Te aconsejamos que visites la mejor tienda de CBD de España: https://mamakana.es/. Te permite comprar flores de calidad para preparar tus infusiones de bienestar.

Preparación de la infusión con flores de CBD

A continuación, te ofrecemos un paso a paso para preparar una infusión con flores de CBD:

  1. Desmenuza las flores de CBD: Utiliza un grinder o tus dedos para desmenuzar los cogollos de CBD, separando las flores de los tallos y las semillas.
  2. Agrega grasas: El CBD es un compuesto liposoluble, lo que significa que se disuelve mejor en grasa que en agua. Para mejorar la absorción del CBD en nuestra infusión, podemos añadir una pequeña cantidad de grasa, como aceite de coco, mantequilla o leche entera.
  3. Calienta el agua: Pon a calentar agua hasta que alcance una temperatura de aproximadamente 90ºC. Evita que llegue a hervir, ya que esto podría degradar algunas propiedades del CBD y afectar su sabor.
  4. Infusiona las flores de CBD: Coloca las flores de CBD desmenuzadas y la grasa elegida en una taza o tetera, y vierte el agua caliente sobre ellas. Deja reposar la infusión durante 5-10 minutos para que los compuestos del CBD se liberen y se mezclen con el agua.
  5. Cuela la infusión: Utiliza un colador o una bolsita de té para filtrar las flores de CBD, separándolas del líquido. Asegúrate de presionar bien las flores para extraer todo el CBD posible.
VER TAMBIÉN :  Descubriendo los secretos de una dieta vegana

Agregando sabor a la infusión con flores de CBD

Aunque algunas personas disfrutan del sabor natural y terroso de las infusiones de CBD, otras pueden encontrarlo poco atractivo o amargo. Aquí te dejamos algunas ideas para añadir sabor a tu infusión:

  • Aromáticas: Agrega hierbas aromáticas como menta, manzanilla o lavanda, que además pueden potenciar algunos beneficios del CBD.
  • Especias: Dale un toque especial a tu infusión con especias como canela, clavo o jengibre, que también tienen propiedades medicinales interesantes.
  • Miel o azúcar: Endulza tu infusión con miel o azúcar al gusto. La miel es una opción más saludable y natural que puede mejorar el sabor sin añadir demasiadas calorías.

Extra: preparación en leche

Otra opción para potenciar la absorción del CBD y mejorar el sabor de nuestra infusión es utilizar leche en lugar de agua. Para ello, calienta la leche hasta que esté a punto de hervir, y luego sigue los mismos pasos que para la preparación en agua.

En resumen, hacer una infusión con flores de CBD es un proceso sencillo que nos permite disfrutar de los beneficios terapéuticos del cannabidiol de forma segura y saludable. Siguiendo estos consejos, podrás preparar deliciosas infusiones de CBD adaptadas a tus preferencias y necesidades.