Aprovechando al máximo las propiedades del CBD a través de infusiones

El cannabidiol o CBD es un compuesto no psicoactivo que se encuentra en la planta de cannabis y que cada vez gana más popularidad por sus múltiples beneficios para la salud. Una forma efectiva y sencilla de consumirlo es a través de una infusión, lo cual permite obtener sus propiedades sin inhalar humo ni ingerir aceites. En este artículo, te mostraremos cómo preparar una infusión de CBD para aprovechar todas sus propiedades.

Escoger el producto adecuado

Lo primero que debes hacer es escoger el producto de CBD adecuado para tu infusión. Existen diversas opciones en el mercado, como flores secas, extractos o cristales. Para asegurarte de que estás eligiendo un producto de buena calidad, verifica que provenga de plantas cultivadas orgánicamente y que tenga un certificado de análisis que garantice su contenido en CBD y la ausencia de pesticidas o metales pesados.

Flores secas de CBD

Esta opción es ideal si prefieres un sabor más natural y terroso en tu infusión. Las flores secas de CBD pueden ser fácilmente mezcladas con otras hierbas o especias para potenciar sus beneficios y mejorar su sabor. Además, puedes controlar la cantidad de CBD en función de la cantidad de flores que utilices.

Extractos y cristales de CBD

Los extractos y cristales son más concentrados que las flores secas, lo que significa que necesitarás menos cantidad para obtener un efecto similar. Sin embargo, su sabor será más neutro y puede ser necesario añadir otros ingredientes para hacer la infusión más apetecible.

Preparación de una infusión de CBD

A continuación, te presentamos los pasos básicos para preparar una deliciosa infusión de CBD:

  1. Calentar agua: Calienta el agua a una temperatura adecuada para extraer las propiedades del CBD sin degradarlo. Se recomienda mantener la temperatura entre 80-85°C.
  2. Dosificar el CBD: Dependiendo del producto que hayas escogido, coloca la cantidad adecuada en tu taza o tetera. Como referencia, puedes empezar con 15 mg de CBD si utilizas extractos o cristales, o 1 gramo de flores secas para una infusión moderada.
  3. Añadir grasas saludables: El CBD es liposoluble, lo que significa que se disuelve mejor en grasas que en agua. Para mejorar la absorción y asimilación del CBD por parte de tu organismo, añade una pequeña cantidad de grasas saludables a tu infusión, como aceite de coco, leche de almendras o mantequilla clarificada.
  4. Verter el agua caliente: Vierte el agua caliente sobre el CBD y las grasas, y déjalos reposar durante 5-10 minutos para que se mezclen correctamente.
  5. Añadir sabor: Si lo deseas, puedes añadir otros ingredientes para mejorar el sabor de tu infusión, como miel, limón, jengibre o hierbas aromáticas.
  6. Colar y disfrutar: Una vez que la infusión haya reposado el tiempo suficiente, cuélala para eliminar los restos sólidos y disfruta de sus beneficios.
VER TAMBIÉN :  Las mejores recetas con CBD para disfrutar de sus beneficios

Cómo almacenar correctamente las infusiones de CBD

Para asegurarte de que tus infusiones de CBD mantienen su potencia y efectividad, es fundamental almacenarlas en condiciones adecuadas. A continuación, te presentamos algunas recomendaciones:

  • Evitar la luz directa del sol: La exposición prolongada a la luz solar puede deteriorar las propiedades del CBD. Guarda tus infusiones en un lugar oscuro y fresco.
  • Mantener alejado del calor: El calor excesivo también puede afectar la calidad del CBD. Almacena tus infusiones lejos de fuentes de calor, como radiadores o estufas.
  • Utilizar recipientes herméticos: Un recipiente hermético protegerá tus infusiones de la humedad, el aire y contaminantes externos que puedan afectar su calidad.
  • Etiquetar con fecha y cantidad: Etiqueta tus recipientes con la fecha de preparación y la cantidad de CBD utilizada, para tener un control sobre su caducidad y dosificación.

Ajustar la dosis de CBD según tus necesidades

La cantidad de CBD que debes tomar depende de factores individuales, como tu peso, edad, tolerancia y necesidades específicas. Para encontrar la dosis adecuada para ti, es recomendable empezar con una dosis baja y aumentarla gradualmente hasta notar los efectos deseados. Siempre es conveniente consultar con un profesional de la salud antes de comenzar a tomar CBD, especialmente si estás embarazada, lactando o tomando otros medicamentos.

Beneficios potenciales del CBD en infusiones

Las infusiones de CBD pueden ofrecer diversos beneficios para la salud, entre ellos:

  • Alivio del dolor: El CBD tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir el dolor crónico y agudo.
  • Reducción de la ansiedad y el estrés: El CBD puede actuar sobre el sistema endocannabinoide y regular la producción de hormonas relacionadas con el estrés y la ansiedad.
  • Mejora del sueño: Al disminuir la ansiedad y promover la relajación, las infusiones de CBD pueden contribuir a mejorar la calidad y duración del sueño.
  • Protección neuronal: Se ha demostrado que el CBD tiene propiedades antioxidantes y neuroprotectoras, lo que podría retrasar el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento y proteger contra enfermedades neurodegenerativas.
VER TAMBIÉN :  Los beneficios de las proteínas vegetales: por qué deben formar parte de tu dieta

En resumen, preparar una infusión de CBD es un método sencillo y efectivo para aprovechar sus propiedades terapéuticas. Escoge el producto adecuado, sigue los pasos de preparación y ajusta la dosis según tus necesidades para disfrutar al máximo de los beneficios del CBD.